martes, 20 de abril de 2010

El escritor

Hijo, eres negro.

Ewan McGregor es aquí un negro, un escritor profesional que escribe libros para que otros lo firmen, en este caso una biografía de Adam Lang (Pierce Brosnan), un polémico ex-primer ministro británico rodeado por la polémica de haber colaborado con vuelos secretos de terroristas islámicos a Guantánamo.

Y en ese contexto se desarrolla la película, un interesante thriller donde se va desgranando poco a poco la trama con conspiraciones políticas y la oscura mano de la CIA.

Lo bueno es que pese a que el enigma principal es sencillito y fácil de adivinar, la trama nos ofrece un par de giros iensperados que personalmente me sorprendieron bastante. Lo malo, que a veces cuesta un poco tomarse en serio al personaje de McGregor, que no es que lo haga mal, pero su facete de "cara de empanado", y lo estúpido de algunas de sus acciones, lo convierten en poco creíble (y muy risible). Pero por suerte eso no llega a afear el resultado general de la película.

Viendo esta película, eso sí, me queda una cosa clara: Roman Polanski no tiene intención de volver a pisar los Estados Unidos
Publicar un comentario