martes, 13 de abril de 2010

Furia de Titanes

Bajar la basura: una de las heróicas gestas que llevará a cabo Perseo.

Esta película, que califico de truño divertido, tiene la cualidad de ser una de esas películas que te hace pensar, que hace que te preguntes por qué han traducido "clash" (choque) como Furia, y por qué se llama "Furia de Titanes", si no sale ninguno en toda la película.

La verdad es que con esos antecedentes uno ya se espera que no va a asistir a una clase magistral sobre mitología griega, que los mitos y leyendas del Olimpo serán pateados de forma inmisericorde, y que no les importa hacer de Io una máquina de combatir, que Hades sea (nuevamente) el malo de la película y el Kraken cosa suya (Poseidón aún reclama la paternidad en los tribunales), que Zeus y sus dioses presenten un aspecto de Caballeros del Zodiaco en el Consejo Jedi, o que les dé igual meter djinni de madera. Caballeros, no busquen rigor, que no lo van a encontrar. En todo caso, yo la habría llamado más bien "Furia de Patanes".

A ver, entretenida es, pero ya. Sirve para poco más que pasar el rato, y a veces da la impresión de que lo único en lo que se han documentado es en el God of War y en la versión Disney de Hércules, y a veces parece que estemos viendo un videojuego más que una película, pero por el lado bueno, visualmente es aceptable, y acompañada de palomitas puede cumplir su función. Dicho lo cual, procedo a destripar la película, avisados quedan los lectores.

Grecia clásica, un pequeño esquife se encuentra un ataúd flotando, y en él, una mujer muerta con un bebé, a la sazón el pequeño perseo, azote de bichejos. Pasan los años, y están faenando felices en las costas de Argos, en vez de elegir un sitio más seguro. No sé, Somalia. Porque se encuentran con unos argonautas derrocando a Saddam, Zeus, pero cuando tiran su estatua, Poseidón se mosquea, y manda unos bichejos voladores para que eliminen a los insurgentes, y como lo de las bajas colaterales civiles es un invento tan antiguo como la propia guerra, el padre adoptivo de Perseo fallece en el proceso.

En este punto debo explicar que cuando nos cuentan el origen del universo nos hablan de los tres hermanitos, hijos de los titanes; Zeus, dios del Olimpo; Poseidón, a los mares y Hades, castigado al Inframundo, que fue quien creó al Kraken para cargarse a los titanes, y que es aquí más malo que la tiña.

Sigamos con la película. Jack Sully Perseo se va a Minas Tirith Argos, y allí ve que se ha montado gorda, y que los argonautas quieren liberarse del yugo de los dioses, que cuanto más los adoran, más poderosos resultan (un poco como los políticos)

Los dioses, mientras tanto, están reunidos en el Consejo Jedi Monte Olimpo, hablando de sus cosas, de que los humanos se les soliviantan, y Quid Gonn Jinn Zeus recibe la visita de su hermano Hades, que le propone someter a la humanidad mediante el miedo. "Haz que nos teman y nos adorarán", y recibe carta blanca de Zeus para ello.

Volvamos a Argos, donde el mitin del Rey es interrumpido por Davy Jones Hades, que amenaza con soltar al Kraken si no sacrifican a Andrómeda, pues el pecado de su padre de decir que es más bella que las diosas, ha sentado mal (pues eso que no le preguntaron a la abuela de Andrómeda), y de paso se descubre que Perseo es un semidiós.

Perseo, al saberse su naturaleza, es cortesmente invitado a ayudar a los argonautas a librarse del Kraken, y ante su negativa, es amablemente invitado a quedarse encerrado en una celda hasta que recapacite, cosa que hace cuando recibe la visita de Io (tiran más que dos carretas, ya se sabe) Pero toda quest necesita un party, así que Jasón Perseo se rodea de argonautas, y del gremio de imitadores de Hércules, que dicen haber matado a la Hidra, y al León de Nemea.

Y cuando empiezan su viaje el máster tira en la tabla de encuentros aleatorios (evento que se sucede bastante durante la partida película, y aparece el Fauno Acrisio, el padrastro de Perseo, que lo quiso matar de niño, y que ahora es un acólito de Hades, enviado a matar a su hijastro. Por suerte Neo Perseo ha recibido una lección de esgrima de 5 minutos, lo que le sirve para poder poner en fuga a Acrisio, aunque no dudan en perseguirlo. (No recuerdo exactamente si lo de encontrarse un sable de luz en el suelo es antes o después de esta pelea, pero prometo que es verídico: se encuentra una espada láser tirada en el bosque)

Y la persecución de Acrisio les lleva a la siguiente tirada de encuentros, donde son atacados por un escorpión gitante. Letal, pero repleto de px, así que en vez de marcharse, deciden cargar contra él, arriesgando a medio party y perdiendo al otro medio.

Final Fantasy en la Grecia Clásica

¿Y qué pasa cuando matan al escorpión? ¡Que salen más! Y se descubre que lo que han matado era un baby scorpion, y que viene mami. y como encima en la Grecia clásica el teorema del ninja no había sido aún formulado, lo de ser rodeados sí es una putada seria. Pero la cosa no puede acabar ahí, así que aparecen unos, Haradrim. Ah, no, que son, eh... Djinns. ¿Qué? ¿Djinns en la Grecia clásica? Pero eso no es lo peor, ¡y es que están hechos de madera! ¡Y con lucecitas azules!

Pero de sobra es sabida la capacidad de ese actor para hacerse amigo de razas azules, por lo que los gusiluces de madera Djinni se ofrecen a escoltarles hasta el Inframundo, y les asignan a uno de ellos para que les escolte. Uno al que llamaré Chewbacca.

En algún momento, no recuerdo exactamente la secuencia, se van a un sitio bastante chungo, para hablar con las parcas, que se rulan el ojo como quien se rula un peta, y consigue sacarles la información que desea, que la forma de derrotar al Kraken es con la cabeza de medusa, pero por lo visto estas señoras tienen la desagradable costumbre de emitir spoilers profecías nefandas, por lo que Io (que aparece y desaparece a intervalos aleatorios) le recomienda a Perseo que no escuche más allá de lo necesario, que es la forma de matar al Kraken.

Así pues, están en las puertas de Moria el Inframundo, cuando a Apu y Sayid se les acaba el dinero y se tienen que ir del cíber, así que abandonan la partida. Vamos, que se dicen que ahí no se meten, y se piran. Y el resto se va hacia la Laguna Estigia, con ánimo de cortar la cabeza a la Medusa (bueno, al menos esto sí lo hizo el Perseo mitológico) y ahí se encuentran con Gandalf Zeus, que le dice a Perseo que es su padre y tal. Me parece super original la idea de que el malo sea el padre del protagonista, y le ofrezca unirse a él, dominar el cotaro, etc, y que el hijo le diga que nanay.

Pues eso, que entran, y ven a un Caronte bastante desmejorado, que les lleva al templo de Medusa, donde hay un festival de muertes y petrificaciones, alguna de ellas digna de Premio Nobel, y entre Perseo y Chewbacca le dan lo suyo a la Medusa. Curiosamente, insinúan que el escudo de piel de escorpión es reflectante por dentro, pero creo que si hubiera estado forrado con calcetines, tanto habría dado.

Tras la raid, en la que muchos miembros caen fulmunados toca ir a la última pantalla, y enfrentarse al boss final; el Kraken. Además, Hades ha desvelado sus malvados planes, y Zeus ha visto con horror que su hermano le ha traicionado, y que con su bestia marina la va a liar parda (¿Y Poseidón qué opina de todo esto? ¿Y Ares? ¿Y Atenea?)

La batalla final es una trepidante escena de pelea de navecitas, porque eso es una batalla de navecitas, en la que Perseo, montado en el pegaso tronza bichos voladores como quien mata moscas (bueno, vale, las moscas también son bichos voladores) y tras esa escena, viene lo más difícil. El boss final, el Kraken.

Pero con lo que Hades no contaba, es que además de héroe Perseo es un excepcional Quarterback, que coge la cabeza de Medusa, corre hacia el enemigo, avanza yardas y... ¡Touchdown!

Kraken es petrificado, y los planes de Hades frustrados. Pero como buen malo, dice sus cuatro chorradas antes de que perseo, lanzando un ataque cósmico (si vale en Final Fantasy, o en Caballeros del Zodiaco, puede valer aquí), mande su infernal culo de nuevo al Inframundo, y fin de la Historia.
Publicar un comentario