miércoles, 17 de agosto de 2011

Crónica de las TDN 2011 (parte 1)

Pre-CEULAJ
Empezaré narrando las jornadas en un orden estríctamente cronológico por el miércoles a la mañana, cuando quedamos a las 9 para recoger la furgoneta que habíamos alquilado, y que inesperadamente me toca a mí conducir hasta Madrid. Bato mi record de kilometraje seguido, que creo que estaba en un Bilbao-Oviedo. En Madrid me bajo y voy a donde Manu y Pilar, con quienes he quedado para hacer Madrid-Antequera en tren. Eso nos permite ahorrarnos el atasco que sí sufrieron los de la furgoneta, y llegar los primeros allí, donde cogemos un taxi para el hotel Saydo de Mollina. Allí va llegando el resto del grupo y pernoctamos en un sitio bastante agradable, como preludio a las jornadas.

JUEVES

El jueves por la mañana acudimos a acreditarnos y a saludar a viejos conocidos, para después ir a la piscina. Y luego a comer en alegre compañía al pueblo. Y ya a la tarde me lanzo a dirigir mi primera partida en TdN 2011, 9 hombres sin piedad; una dinámica de grupo consistente en simular a los miembros de un jurado que deben determinar la inocencia o culpabilidad del acusado.

Por la noche dirigimos Almacén 52, que nos queda divertido pero algo más catótico de lo que nos hubiera gustado. Y por si fuera poco, al acabar nos metemos a jugar La habitación sin memoria, una partida de rol en vivo gafapasta, ideal para los que amamos el rol en vivo de "arte y ensayo".

VIERNES

El viernes por la mañana me levanto pronto para dirigir 2084, pero la falta de jugadores me obliga a cancelar la actividad, por lo que alterno la mañana entre piscina y King of Tokio, un juego de mesa que estuvo muy presente en las jornadas.

Por la tarde sufro la cancelación de dos partidas, y nos acabamos apuntando, como recurso final, a una infumable partida de Vampiro, El sucesor de Monçada, donde al menos conseguimos cortar el bacalao, y mi Lasombra consigue salirse completamente con la suya. Pero me quedo con la sensación de haber perdido la tarde con una partida más propia de 1990 que de 2011.
Este señor era yo

Por la noche no encontramos plaza en nada que a priori nos interese, y nos acabamos apuntando a Democracia o muerte, un curioso ejercicio de Historia-Ficción, en el que vivimos la noche del 19 de noviembre de 1975, con la muerte de Franco y las primeras bases para la transición española. Insólito casting, en el que en una partida en la que de 12 jugadores 6 somos vascos, y Xabier Arzalluz lo interpreta un señor de Sevilla. Cosa que queda sepultada por el hecho de que Felipe González se lo asignan a la señorita Ainize.

Continuará...
Publicar un comentario