lunes, 29 de agosto de 2011

Super 8

Estilo ochentero

Mi impresión al ver la película fue: ha envejecido mal. Sí, ya sé que es una película de 2011, pero con el estilo viejuno que trata de homenajear a los Goonies, o a E.T.

Eso está bien logrado, pero lo que no está tan logrado es la película en sí. Simplona e infantiloide, no responde a todo el hype generado. Esta película me habría gustado si la hubiese visto con 12 años, pero al igual que E.T., la vi de adulto, y me pareció un coñazo soberano.

El argumento simplón, los personajes planos, las situaciones absurdas y un desenlace abrupto y chapucero, más propio de Rasca, Pica y Poochie, para una película que para críos está muy bien, pero ya. Yo me aburrí, y no me llegó a enganchar en ningún momento. Una película sin chicha alguna.

Solo me quedo con los geniales títulos de crédito, que son para mí mucho mejores que la propia película. Pena que haya gente que no entienda que los créditos forman parte de la obra, y que no contentos con levantarse apresuradamente en cuando pone fin, se quedan de pie en el pasillo al ver que hay más escenas.
Publicar un comentario