viernes, 19 de agosto de 2011

Crónica TdN 2011 (parte 2)

Pulp Fiction

Sigo con la crónica de las jornadas que empecé el otro día.

SÁBADO

Por la mañana, nuevamente, me levanto prontito para ir a dirigir. Esta vez sí que cubro el quorum suficiente, por lo que dirijo "Un duro comienzo", partida introductoria de 2084, y que parece tener bastante éxito.

Por la tarde dirigimos Dune, un vivo en el que fui más colaborador que otra cosa, ya que la mayor parte del peso de escribir y dirigir recayó sobre Diego, por lo que el mérito sería suyo. Al igual que el día anterior, la sombra de la cancelación estuvo rondando, ya que no teníamos jugadores suficientes, y después de 2 horas buscando gente, por fin pudimos dirigirlo.

Por la noche dirigí Pulp Fiction, una partida bastante experimental, obviamente basada en la película, a la que había dedicado mucho tiempo. Y la verdad, el resultado fue simplemente perfecto, y gracias a los jugadores fue como ver la película de nuevo. El recreacionismo rolero se está conviertiendo en uno de mis géneros favoritos.

La parte negativa, uno de los inscritos que no apareció ni dio señales de vida. Eso nos obligó a buscar sustituto y a empezar una hora más tarde. Pero la espera mereció la pena, ya que la partida salió exactamente como yo la había soñado.

DOMINGO

Por la mañana nuevamente dirijo 2084, la partida "No verán la luz del día", una partida que no tenía tan preparada como la del día anterior, y que me queda un poco más caótica. Pero algo debí de hacer bien el sábado, puesto que una de las jugadoras del día anterior decidió repetir y jugar de nuevo, trayendo a sus amigas para que probaran el juego. ¿Quién dijo que el rol es solo cosa de chicos?

Por la tarde juego el desternillante Showbusiness, donde doy vida a un hipercreativo Damon Lindeloff, con licencia para soltar todas las tonterías que me pasaran por la cabeza (y no fueron pocas), y donde tengo que demostrar por qué Suiza es un país malvado.

Y por la noche la guinda del pastel, una de las partidas de rol en vivo que más he disfrutado nunca. Cómo conocí a vuestra madre, donde doy vida a Ted Mosby y protagonizo algunas de las escenas más bonitas y gratificantes que me haya tocado interpretar nunca. Una partida que me dejó con muy buen sabor de boca y me tuvo al día siguiente de total buen rollo.

LUNES

El lunes hay partida, pero no en el sentido lúdico, sino que partimos hacia Bilbao, en la furgoneta alquilada. El plan original era volver en tren, pero la furgoneta me llevaba directamente a Bilbao, mientras que el tren implicaba llegar a Madrid de madrugada y buscarme la vida. La primera mitad del viaje la hago de copiloto, sin parar de parlotear, y la segunda parte la hago conduciendo, hasta que entramos en Bizkaia al ritmo de Wagner, con la cabalgata de las Valkirias y de Tchaikovski y su Apertura 1812.

Llegamos a Bilbao, dejamos a la gente en sus casas, devolvemos la furgoneta, y a dormir.

MARTES

Falta un día menos para las TdN 2012. Tengo mono.
Publicar un comentario