martes, 9 de agosto de 2011

El origen del planeta de los simios

Los monos del 15-M

No es un remake de la película de Charlton Heston, ni tampoco estrictamente una precuela. Podría decirse que es un reboot de la precuela, donde nos cuentan el origen de lo que hizo que los simios tomaran el control del planeta Tierra (toma spoiler que me acabo de cascar). Cuentan cómo César es un simio que se vuelve hiperinteligente por la exposición a un virus, y cómo se desarrolla su vida, hasta que acaba en una cárcel para simios y cómo se las apaña para volverlos inteligentes a ellos y rebelarse.

De la película destaca sin duda la increible animación de los monos, hechos completamente por ordenador. Resulta difícil de creer, pero en toda película no sale ningún mono. Y están logradísimos, con unos movimientos y una expresividad que llama la atención. Unos efectos sobresalientes.

Lo que me gustó menos es que la película resulta poco creible. Incluso aceptando la premisa del virus que los vuelve superlistos, hay veces en las que da la sensación de que hacen un cierto metajuego. Vale, una cosa es que se vuelvan listos. ¿Pero también se vuelven cultos?

Especialmente mal llevado me parece el paso del tiempo. Desde que empieza la película hasta que termina pasan varios años. A lo largo de los cuales los personajes no envejecen, no cambian de peinado, no cambian de coche, ni de decoración... No da en absoluto la sensación de que haya pasado el tiempo. En ese aspecto, un poco chapuza.

Sí me gustaron, en cambio, ciertos guiños a la película original, como las alusiones a la nave Ícaro, y lo bien metidas que están. O los nombres de algunos de los simios.

El resultado global, con la salvedad de esas lagunas mencionadas, es positivo, y la verdad es que la película resulta recomendable, puesto que es cuando menos amena.
Publicar un comentario