miércoles, 10 de octubre de 2012

7 razones por las que un brote zombi fracasaría (rápidamente) 7/7

7: Las armas, y la gente que las usa.

Como se ha comentado antes de pasada, si una cosa se le da bien al Homo Sapiens, es matar otras cosas. Se nos da tan bien que hemos hecho que otras especies se extingan del todo, sin ni siquiera proponernoslo. Añádase a la mezcla el amplio número de paletos armados y cazadores que hay por ahí. y los zombis no tendrán la más mínima oportunidad. En 2004 había en Estados Unidos 14 millones de personas con licencia de caza, lo que cuando menos resulta una fuerza armada del tamaño del área de Los Ángeles.

Recuerda, la auténtica razón por la que existen las licencias de caza es para limitar el número de animales que está permitido matar, porque si se decretara barra libre para cualquiera que tuviera un arma, todo lo que hay en el bosque estaría muerto para la puesta del sol. Incluso los árboles serían cubiertos por el manto de los orgullosos cazadores de última hora, y se puede afirmar con seguridad que cuando el juego cambiara de "3 ciervos" a "toda esa gente putrefacta que intenta comernos", no faltarían voluntarios. 

Adicionalmente, si estudiamos a los zombis como especie, vemos que están perfectamente diseñados para el fracaso. Su principal fuente de reproducción es a la vez su principal fuente de comida y su peor depredador, a donde tienen que ir a ponerse frente a frente, cada vez que quieran comer o reproducirse. Eso es como si tuviéramos que enfrentarnos a un león cada vez que quisiéramos comernos un bocadillo o mantener relaciones sexuales. De hecho, es peor que eso: la mayoría de los depredadores solo cuentan con garras y dientes, lo que significa que tienen que correr riesgos para apuntarse una víctima. Los humanos, en cambio, tienen rifles.

  El peligro está como a kilómetro y medio de aquí.

Los zombis no tienen otra opción que caminar entre balas. Y esto sin contar con las demás armas de mano domésticas en el mundo, ni el hecho de que los zombis tendrían que enfrentarse a bombas caseras, cócteles Molotov, bates de baseball, palancas y coches que el público en general no dudará en utilizar para reducir sus números.

Y eso por lo que respecta a la población civil. Contando militares y policías tendríamos otros 3 millones de personas armadas (N. del T.: Entiendo que en EEUU), y además de simplemente pistolas, escopetas y rifles de caza, tienen ametralladoras, escopetas de combate, rifles de francotirador, rifles de asalto, subfusiles, lanza granadas, y el ocasional táser. Sin contar con su entrenamiento para usarlas de forma eficaz. ¿Pero para qué se iban a molestar, cuando podrían sencillamente pasar por encima de los zombis con tanques, volarlos con bombas de racimo y MOABs (N. del T.: literalmente "la madre de todas las bombas"), o segarlos con las miniguns de las jodidas Fuerzas Aéreas, de las que cualquier película zombi parece olvidarse.


En serio, aunque los zombis existieran ahora mismo, el mero concepto de apocalipsis zombi es sencillamente risible. Ahora bien, una invasión de robots...

Número 6 de 7
Publicar un comentario