miércoles, 24 de octubre de 2012

Looper

Bruce Willis es tan duro, que se secuestra a sí mismo. 

Supongamos que Terminator hubiera sido protagonizada, no por Schwarzenegger, sino por Bruce Willis. Supongamos también que esa película fuera un homenaje a las películas de acción del amigo Bruce, mezclando 12 monos con John McLane y la estética de Butch. Podríamos llamarla "Bruce Willis movie". Ah, no, que eso ya existe, y se llama Looper.

En un futuro cercano (2040 aprox) se desarrolla la película, y nos cuentan que en un futuro más próximo para ellos que para nosotros (2070, o por ahí), se inventan los viajes en el tiempo, pero los ilegalizan, y solo los usan los mafiosos. Y como en ese futuro lejano es imposible matar, porque te pillan fijo, lo que hacen es recurrir a los Loopers, unos señores de 2040 que tienen que matar a gente de 2070. Esto va de la siguiente manera: en 2070 unos rabinos sin barba, sicarios del jefe mafioso, secuestran a las víctimas, las meten en una máquina del tiempo y aparecen en 2040, donde el Looper les espera con los brazos abiertos y un trabuco bien cargado (pausa para chistes carcelarios). Pero llega el momento en que tienen que matarse a sí mismos, y recibir su finiquito.

Aquí, Joseph Gordon Lewitt es un Looper, que en un momento dado tiene que darse matarile a sí mismo, pero su yo del futuro es Bruce Willis (el parecido es asombroso, solo lo habrían mejorado haciendo que fuera Cher, o Cuba Gooding Junior), y Bruce Willis es como Chuck Norris: no puede ser matado. Y como no matar el encargo es un incumplimiento contractual, y Gordon Lewitt es un chico muy cumplidor, se inicia una loca persecución, en busca del suicidio inducido. Todo esto aderezado con unos malos que, por arte de magia, descubren el pastel.

Y esto da pie a una película llena de acción, disparos y paradojas temporales y narrativas, con un argumento que acaba con más agujeros que la gente a la que dispara Bruce Willis. Eso sí, como pasarratos de mero entretenimiento, está muy bien.

Porque la verdad, muy divertida, pero no tiene pies ni cabeza. Ya partiendo de la premisa inicial "no podían matar gente, así que la mandaban al pasado para que la mataran ahí", me parece risible. Además, se la pasan por el forro y a medida que avanza la película tiene aún menos sentido. No pueden matar, pero a la mujer bien que se la cargan. ¿Y por qué no pueden matar, si el Fundador domina el mundo? ¿Le van a decir algo? ¿Le van a toser? ¿No es más practico matarlos y mandarlos al pasado ya muertos? 

Y si vamos a paradojas, pues bueno, a patadas, y cada cuál con menos sentido que la anterior. Pero yo me quedo con el tema de los lingotes que sí se quedan. Eso, o es una paradoja, o demuestra que la cagada de JGL es matar a BW, pues eso hace que el niño se vuelva malo. Porque si no, no habría Fundador, no habría Loopers, y no estarían esos bonitos lingotes que se quedan ahí desparramados. Si Sid no se vuelve malo, no hay Loopers, John no se vuelve Looper y no tiene dinero. De hecho, si no llega al futuro, no tiene que hacer todo el paripé, y no se conocen ¿Para qué todo el tinglado de los Loopers, si queda claro que matar es bien fácil? ¿Por qué no, matarlos y mandar los cadáveres al pasado? ¿Por qué a 2040 y no a -3.000.000? 

¿Quién era Abe en el presente? Y mi gran duda. ¿Cómo coño sabía Abe que un bucle no se cerraba? ¿Por arte de magia? Vale, aceptemos que él también tenía poderes.
Publicar un comentario