martes, 23 de octubre de 2012

Yeísmo

Chica yeyé, chica llellé... mientras tenga ritmo y cante en inglés... 

La cuestión que nos ocupa es más fonética que ortográfica, y versa sobre dos letras del alfabeto que tuve que estudiar, que son la LL (que ya no sale como letra propia en el diccionario, sino que está, como es lógico, dentro de la L) y la Y (aquella que durante un tiempo dieron en llamar "Ye".

Para mí es dogma de fe que se pronuncian de forma distinta, pues así me lo contó mi madre un día y yo me fío de ella. Pero es la fe lo único que me hace creer en la diferencia entre ambos sonidos, pues para mí son exactamente el mismo. Y ya no es que los pronuncie igual (ignoro si lo que digo es una Y o una LL), o que no las reconozca al escucharlas. Es que cuando mi madre trataba de mostrarme la diferencia, a mis oídos sonaba exactamente el mismo sonido. Lo intentó y lo intentó, pero acabó desistiendo. Y a día de hoy sigo siendo completamente incapaz, tanto de pronunciar como de diferenciar esos dos supuestos sonidos.

Lo cual tiene su gracia, ya que mi nombre empieza por J, y al ser un nombre vasco no se pronuncia /JOkin/ como tal, sino algo más parecido a /YOkin/, o /LLOkin/, o vaya usted a saber. Si va a ser que no sé pronunciar ni mi propio nombre... Y este no saber distinguir, es lo que se llama Yeísmo.
Publicar un comentario