martes, 18 de noviembre de 2014

Llegaron los Cultos Innombrables

La portada.

Pocas veces la publicación de un juego de rol me habrá podido hacer tanta ilusión como este, ya que tengo el honor de constar como uno de los autores, pues algunas partes (en honor a la verdad he de decir que mucho menos que Manuel, Ricardo y Luis) las he escrito yo. Y es muy curioso cómo cambian las cosas cuando las ves bien maquetadas, que casi parece que las haya escrito otro. Y aunque todavía no he podido verlo en libro físico, solo he tenido acceso al PDF, la verdad es que emociona y da ganas de sacar pecho el haber contribuido en algo tan espectacular (que por cierto se puede comprar aquí).

La idea, que se fraguó en la sobremesa del domingo de los Encuentros Rúnicos de 2011, y que ha llevado un largo proceso creativo, con sinónimos y numeritos para el bicherío (y muchas discusiones sobre cómo diseñar las reglas), ya es una realidad.

El resultado es espectacular.

Ahora es cuando supongo que debería, al menos brevemente, hablar de Cultos Innombrables. Es un juego de rol basado en los mitos de HP Lovecraft, cuyo elemento diferencial con respecto a La llamada de Cthulhu es que se juega desde el punto de vista de los cultistas, los tradicionales antagonistas, que aquí no son simplemente encapuchados que gritan wololo, sino que se intenta dar mayor profundidad al concepto, metiéndose en la piel de gente que interactúa de forma distinta con los horrores de Lovecraft, arriesgándose a perder su humanidad y su cordura. También se modernizan los mitos, ambientándose en la actualidad y adaptando algunos de sus tópicos a las nuevas tecnologías.

El sistema de juego es el sistema Hitos, ya utilizado en "La mirada del Centinela" y algunos módulos autojugables, un sistema de juego del que soy especialmente admirador. Aquí se ofrecen nuevas mecánicas con este sistema, como reglas para locura y magia, o criaturas sobrenaturales (en esto en concreto, me tocó darle bastante caña, así que si hay alguna burrada en las características de los bichos, mea culpa). Por la parte que me toca, también se dan unas guías para crear monstruos (que puede servir no solo para Cultos, sino para cualquier otra ambientación que use este sistema) y unas sugerencias para trasladar, como buenamente se pueda, fichas de "La llamada de Cthulhu" a Hitos.

Y ahora me plagio a mí mismo.

Mis agradecimientos, no puede ser de otra manera, a Manuel, Luis y Ricardo por permitirme colaborar con ellos en el proyecto y a “Igore” Izquierdo por fotocopiarme años ha aquel manual de la llamada de Cthulhu.

También tengo palabras para mis jugadores Apo, Paula, Jontxu, Aitor, Isa, Johny y Gabri por haberme ayudado a terminar por fin y después de varios intentos “Las máscaras de Nyarlathotep”, y en general a todos los que me han sufrido en alguna de mis partidas Cthulhuoideas.

Y por supuesto a Ana Rosa, que aunque nunca jugará una partida de Cultos ni a punta de pistola, siempre está ahí, y hace que todo sea mejor.
Publicar un comentario