domingo, 23 de noviembre de 2014

Los Monty Python

Grandes.

Tarde de risas en el teatro Campos de Bilbao, donde Imprebís e Yllana representaban algunos de los mejores sketches de los Monty Python en un espectáculo de hora y media donde no faltaban las carcajadas del público más incontinente, y donde me he podido reir como nunca. 

Ahí estaban algunos de los clásicos, como el chiste más gracioso del mundo o los 4 hombres de Yorkshire (sketch, que como se puede ver más abajo, representamos en la Gipuzkoa Encounter de 2011), aunque echaba en falta al ministerio de andares ridículos o la clase para defenderse de un frutal ataque con platanos. Pero era imposible incluirlos todos, y los que han elegido eran bastante graciosos, tanto que a veces hasta a los propios actores les costaba aguantarse la risa. Tanto que en uno han tenido que parar porque uno de ellos, rojo de reírse, ha tenido que buscar una honrosa salida (lo que hacía, claro, que fuera más divertido).

De los que no conocía, me ha encantado el del papa y Miguel Ángel discutiendo sobre el cuadro de la última cena (no sé qué opinaría Leonardo Da Vinci de esto).

Muy divertido, la verdad, y muy interactivo, ya que uno de los actores m lanzaba miradas asesinas y amenazaba con lanzarme tartas por haber pedido "patada" en el concurso del golpe en la cabeza.

Y como lo amenazado es deuda, aquí el sketch que perpetramos:

Sí, habría asesinado al gilimbécil de los ruiditos.
Publicar un comentario