miércoles, 14 de octubre de 2015

Empezando la Eurocup con mal pie

Nanterrible.

La verdad es que no esperaba perder hoy, ya que con todos mis respetos al rival, el Nanterre, confiaba en que el Bilbao Basket iba a ser superior y sacar el partido adelante con cierta solvencia, especialmente después de lo mostrado en Andorra. 

Empezó bien el partido, con tímidas ventajas en el marcador y buen juego de los veteranos, pero no nos terminábamos de despegar y en el segundo cuarto ha venido la debacle, con cerca de 5 minutos sin ver canasta y unos pobres 7 puntos en todo el cuarto, que mandaba al equipo al descanso 10 puntos abajo.

En la reanudación el equipo ha salido como un vendaval, metiendo un ilusionante 11-0, pero esto va de jugar durante todo el partido y no solo a ratos, y aunque un momento de caraja gorda de los visitantes ha puesto un bonito +6 en el marcador, no se ha sabido gestionar y se ha llegado al último minuto del partido 5 puntos abajo. Ahí se ha intentado, pero los milagros solo pasan de vez en cuándo, y si no se acompañan de criterio en el juego, es más difícil que vengan.

En fin, que no se puede ganar siempre, pero cierto es que sumada esta derrota (73-76 al final) a los dos partidos de playoff de la temporada pasada, ya son 3 los partidos que voy a Miribilla y no disfruto de la victoria. A ver si no tardan en llegar.

En cuanto a los fichajes del equipo, hoy el mejor sin duda Shawn James, que aunque ha empezado despistado, y a ratos devorado por el pívot rival, ha acabado siendo de los mejores del equipo. Ruoff poca cosa pero correcto, Bogris un par de defensas y poca historia y Hannah parecido. Suárez, lo poco que ha estado, tampoco ha hecho nada reseñable. Sin embargo, y aceptando que repetir lo del año pasado es misión imposible, el equipo, a pesar de haber perdido hoy, sí invita a la tranquilidad e incluso a cierto optimismo. La Eurocup, eso sí, me da que este año va a ser más corta.
Publicar un comentario