sábado, 10 de octubre de 2015

Regresión

Hermione meets Amenabar.

No diré que sea una mala película, pero probablemente sea la película que menos me ha gustado de Alejandro Amenabar, lo cual no es un demérito de Regresión, sino un mérito de las anteriores (particularmente Tesis y Mar Adentro, que me parecen magistrales).

Con un aire muy a lo True Detective, la acción se desarrolla en una pequeña ciudad de Minnessotta, donde para resolver un crimen cuyo principal sospechoso no está seguro de haber cometido, deciden optar por aplicar una técnica regresiva, buceando en su subconsciente, haciendo que afloren los recuerdos y poder resolver el caso. Le cogen el gusto a esto de la regresión y se lo aplican a la víctima, a los testigos y a todo el que pasa por ahí, en una historia en la que nadie es lo que parece y nadie dice lo que realmente es, logrando un suspense marca de la casa (y alguna que otra escena de sustos), aunque con una resolución que particularmente no me ha terminado de convencer, dando casi la impresión de que buscaba un giro de guión que acaba quedando muy forzado.

Regresión no es mala, se deja ver, pero está muy lejos de otras películas de este director.
Publicar un comentario