domingo, 28 de febrero de 2016

Andorrando, en la buena onda (83-72)

Hervelle celebrando una canasta.

Parece que poco a poco nos vamos acostumbrando otra vez que a que la visita matinal a Miribilla no se convierta en un disgusto, pues con esta van ya 3 victorias seguidas en casa. Y esta vez contra un buen rival como el Andorra, equipo con una plantilla que me gusta bastante, con jugadores de nivel, lo que no impide que hayamos ganado siempre que hemos jugado contra ellos.

El primer cuarto acabó siendo bastante cómodo, con una ventaja de 7 puntos al acabar 24-17, que se redujo mucho tras un feo segundo cuarto (feo para nosotros) que llegó a ponerles delante (37-38), aunque acabó con un favorable 41-38.

La segunda mitad siguió un poco el guión de otros partidos, con el equipo local llegando con ventaja (+7) al último cuarto, pero esta vez nos saltamos la parte de pájara y remontada rival. Cierto es que tuvimos momentos de atasco en ataque, pero vinieron acompañados de atasco en el ataque del otro equipo, por lo que de cara al marcador no tuvo incidencia. Así que, aunque sufriendo un poco (más por lo de otros partidos que por lo visto en este), la victoria acabó quedándose en Bilbao. 

Así sí se va a gusto al pabellón.
Publicar un comentario