martes, 2 de febrero de 2016

Tomando medidas

¡Toga, toga, toga!

Esta semana tiene mucho de teatral, ya que el viernes representamos el juicio de Farolín y Zarambolas (mi primer teatro de calle, ¡y en euskera!), y hoy teníamos, además de otro ensayo (esta semana tocan unos cuántos), la sesión de sastrería, para que nos tomaran las medidas. En mi caso, que desempeño el papel de juez, vestiré una toga, con sus puñetas y todo, así como los arquetípicos martillo y peluca, que no pueden faltar.

Hasta el viernes, que es cuando representamos, no sabré cómo queda el disfraz completo, y quien quiera verme en acción lo tendrá fácil, acercándose el viernes a la plaza de Santiago, donde tendré no solo que actuar, sino que también tenemos que entonar una bilbainada.

Las frases ya casi me las sé, pero aún toca afinar un poco más los textos. Pero ya empiezo a tener ese hormigueo previo a las actuaciones. A ver qué tal se da, pero creo que va a resultar muy vistoso, con música y todo.
Publicar un comentario