jueves, 22 de junio de 2017

Cajeros de la BBK

¿Pajeros automáticos?

Absténgase quien busque un sesudo análisis socioeconómico o una meditada crítica a la política publicitaria de Kutxabank, pues esta entrada solo busca el cachondeo a costa de los, en mi opinión, desafortunados carteles que acompañan a algunos cajeros automáticos de esta entidad financiera. 

El primero que me topé fue el de la izquierda, en el que una mujer (¡haciendo womanspreading!) tiene un cajero automático a la altura de su vagina, lo que casual o intencionado es fuente de chistecitos, que si flujo de dinero, que si depósitos a plazo fijo. Rentabilidad garantizada a los 9 meses... ¡toda una mina!

Un coñazo de anuncio.

Pero como Kutxabank es una entidad concienciada con la igualdad de género, no podían dejar que esta Eva de las finanzas no tuviera su Adán, así que ayer me pasaron esta otra foto que, sin ser tan clamorosa, es la polla.

¡Vas a sacar dinero de mis cojones!

Tanto si es una metedura de pata o algo provocado (tampoco sería de extrañar, que la publicidad tiene estas cosas), desde luego es algo que da mucho juego (¡chistes de dinero y sexo, nunca a nadie se le ocurrió algo semejante!) y con lo que me podría tirar la mañana haciendo chistes. Creo que solo lo mejorarían con una tercera variedad que fuera un cajero automático colocado encima de la foto de un culo.

Pero yo me pregunto: ¿Qué nos quieren decir con esto? ¿Es Kutxabak realmente un banco de semen? ¿Es una publicidad encubierta de alguna inminente fusión con Rabobank?

PD: Con cómo maneja aquí Kutxabank los tradicionales roles de género, en los que la mujer se queda en casa con los niños y el hombre con las cosas de ocio, mejor hoy no me meto.
Publicar un comentario