martes, 20 de junio de 2017

Señor, dame paciencia

El señor Recio tiene pelo.

Un hombre de ideas férreamente tradicionales, arquetipo del carpetovenínico y rancio español de caverna, lector de ABC y oyente de la COPE. Y por supuesto, del Real Madrid, que a efectos de caticaturizar al estereotipo, va en el bote.

Y tiene que irse de viaje con sus tres yernos; un catalán del Barcelona, un nini perroflauta andaluz y un vasco... negro... gay. El choque cultural está servido, y es imposible no acordarse de la francesa "Dios mío, ¿pero qué te hemos hecho?" (hasta el título recuerda), con elementos de "Es por tu bien", un poco de "Cómo sobrevivir a una despedida" y un claro intento de seguir la estela de "8 apellidos..."

El resultado es una película con altibajos, entre momentos de risa fácil y algunos un poco cutrecillos (David Guapo es un gran cómico, pero no es actor) y mucho momento emotivo, en un argumento sencillo, de los de resolver panel en el minuto uno, donde el espectador sabe desde el principio qué le va a deparar el destino a ese señor Scrooge que tiene que enfrentarse a muchos de sus más terribles fantasmas, empezando por su propia obstinación.

Un fresco pasarratos, ligera y emotiva, ideal para estas calurosas tardes de domingo.
Publicar un comentario