jueves, 22 de julio de 2010

En Shanghai


Brevemente, pues tampoco tengo tiempo ni una conexión a Internet de verdad, lanzo un avance de las cosas que he ido haciendo.

De Tianjin, tras el choque cultural y térmico, y un par de días, sobre los que ya me explayaré más, un tren de 19 insufribles horas a Xi´an, donde pudimos ver los guerreros de Terracota, y donde la pena fue no estar un día más, ya que habríamos podido ver osos panda de verdad. Si bien habida cuenta de que es el mamífero más letal para el hombre, casi mejor. Pero sobre Xi´an, de sus pagodas, de su barrio musulmán con bazar y mezquita ya me explayaré más en otro momento.

Y hoy a la mañana, madrugón y al aeropuerto (cuyos baños, por sí solos, merecerían una entrada ignominiosa) donde hemos tomado el vuelo para Shanghai. Y aquí estamos, en la Nueva York china, cuyo skyline es simplemente impresionante, con rascacielos de todos los tipos y formas. Casi hasta me pareció ver superhéroes saltando de edificio en edificio.

En otro orden de asuntos, a la carencia de Facebook se une ahora la de Hotmail. Es gracioso, pero hotmail funciona perfectamente a todo el mundo menos a mí. y no, no es que me dé error la cuenta, ni que me diga que he metido mal la contraseña. Sino que me intento loguear y directamente el navegador se bloquea. En fin, no es el primer incidente que tiene mi cuenta de hotmail con China. Vaya, que si me tenéis que decir algo, gmail, por favor.

También se unen al parte de heridos la cámara de fotos, que ha decidido generar un inexplicable rayón en la pantalla, comiéndose el 30% del visor. Y un porcentaje de mis neuronas, ya que "alguien" me obligó a ver la tercera de Crepúsculo, con subtítulos en chino.

Permanezcan atentos a más noticias.
Publicar un comentario