martes, 10 de agosto de 2010

Se acabaron las TdN

Iraníes regalando comida

Volví ayer, pero tarde y cansado, por lo que he dejado para hoy la crónica de lo que fueron las jornadas, a las que llegamos el jueves tras un vuelo tranquilo y un accidentado viaje en autobús, que decidió hacer *puf* y dejarnos abandonados en un bar de carretera, como en cierto rol en vivo que dirigí hace un par de años.

Una vez allí, saludar a gente y descansar un poco, para entrar ya en harina y dirigir el primero de mis 6 roles en vivo, "Lumber Creek", convertido por mor de las circunstancias en una suerte de vivo de Brokeback Mountain, al aparecer 9 señores en un vivo para 7 chicos y 2 chicas.

El viernes a la mañana taller de bailes latinos, y por la tarde, nuevo pase de 2084, en el que logramos la uniformidad de aspecto con poner a todos la misma camiseta de las jornadas, logrando un impacto visual bastante bueno, y con el que la partida ganaba muchísimo.

Por la noche Sodoma y Gomorra, sobre el que no hablaré para evitar spoilers, y que por suerte no tenía absolutamente nada que ver con lo que yo me esperaba.

El sábado a la mañana, nuevo pase del ReV de Galactica, y van 4, con resultado aceptable, y a tiempo de preparar, por la tarde el vivo de Perdidos, donde se vio que no, no era un sueño de Resines.

En cambio sí fue un sueño, de Jokin, el ReV "Cuidado con lo que deseas", donde mis ganas de jugar chocaron con mis ganas de dormir, y mi personaje devino una especie de psicólogo narcoléptico que me impidió dar de mí todo lo que hubiera sido de esperar.

Pero como uno es masoquista, el domingo otra vez prontito arriba, que tocaba dirigir otra partida, esta vez en piscina: La Sirenita, con hilarante resultado y canciones que retumbaban por toda Mollina.

Si bien, el verdadero rol musical llegaría a la tarde, con el accidentado vivo de Grease, donde la mayor parte de los inscritos no aparecieron, y nos vimos obligados a patearnos el recinto a la caza de jugadores, pero finalmente se pudo hacer, y aunque con prisas, la cosa no quedó mal.

Y como cierre, el que para mí ha sido el mejor ReV de las jornadas, "La Tormenta Imperfecta", un remake del fallido vivo de hace 4 años, que contó en esta ocasión con un reparto de excepción y unas interpretaciones soberbias (creo que hasta yo lo hice bien) y donde yo lo pasé tan bien como mal lo pasó mi personaje.

Aunque todo lo bueno se acaba, y tocaron las despedidas, los abrazos, el viaje de vuelta y unos iraníes que nos invitaron a comer en el VIP´s del aeropuerto.

Bueno, falta un día menos para TdN 2011.
Publicar un comentario