martes, 14 de diciembre de 2010

Chiqui

Wof!

Chiqui (que no Txiki) es el nombre que ha puesto mi padre a la perrita, una Schapendoes holandesa de apenas 6 semanas que aterrizó el domingo en su casa y que yo he podido ver hoy por primera vez.

La verdad es que no soy muy fan de los perros, pero lo cierto es que el bicho con sus monerías era una auténtica cucada, correteando por el pasillo y mordisqueando la zapatilla. Una adorable pelotita de pelo con cara de no haber roto un plato pero que a buen seguro romperá más de uno.

Y a mi padre se le caía la baba, claro.
Publicar un comentario