miércoles, 29 de diciembre de 2010

Era broma

A los que picaron.

Muchos sí se dieron cuenta al leer la entrada de ayer del detalle de la fecha. Efectivamente, era 28 de diciembre, día de los Santos inocentes, en el que suele ser habitual gastar pequeñas bromas. La mía era anunciar falsamente el cierre de este blog, que como veis, sigue vivo. Espero que haya blog para rato.

Al menos me consta que este año ha picado más gente que hace dos, cuando anuncié que me iba a vivir a Bruselas, lo que no se tragó prácticamente nadie.

Pero lo dicho. A este blog, si la Sinde no lo impide, aún le quedan muchas tonterías que contar.
Publicar un comentario