martes, 28 de diciembre de 2010

Despedida y cierre

Fue bonito mientras duró.

Todo tiene un final, y en la vida hay momentos en los que toca cerrar etapas. Y hoy doy por terminado el ciclo de este blog, que ha sido mi ventana al mundo durante todo este tiempo. Aquí he contado muchas de mis experiencias, mis inquietudes, mis anécdotas, mis opiniones... Pero nada es eterno, y ya sentía que no me queda nada por contar. Las entradas cada vez se iban espaciando más y ya no me ilusiona tanto como antes seguir escribiendo.

Y antes de simplemente dejar morir el blog y verlo caer en desuso, prefiero darle una despedida digna y escribir esta entrada, que servirá como epitafio. La verdad es que no me arrepiento en absoluto de haber llevado a cabo este proyecto durante este tiempo. Echo la vista atrás y veo que mi vida ha cambiado, y no poco.

Debo dar las gracias a los lectores, pues vosotros me animabais a seguir escribiendo, con vuestros comentarios y sugerencias. Pero eso forma ya parte del pasado. Hoy doy por finalizado el blog, y de un par de semanas lo borraré, y desaparecerá de la red, que un blog sin entradas no tiene razón de ser. Aunque supongo que sí guardaré una copia de seguridad de algunas de las entradas.

Así pues, un placer haber llevado el blog, espero que hayáis disfrutado leyendo tanto como yo escribiendo.

¡Hasta siempre!
Publicar un comentario