sábado, 26 de febrero de 2011

Carta de una beneficiaria de RGI

Porque no todos son unos jetas.


Transcribo esta carta recibida el otro día en la oficina, porque creo que merece la pena.

10/02/11

Renuncio a la ayuda porque estoy trabajando ahora mismo y me arreglo bien. Me han ayudado suficiente y estoy agradecida. Así que prefiero renunciar y dejar puertas abiertas por si la vuelvo a necesitar, y así dejar para que otro que necesite pueda obtenerla así como la obtuve yo. Así que me despido agradecida y les doy las gracias de corazón.

Atentamente, NOMBRE (este dato obviamente no lo voy a publicar)

Gracias.



La verdad es que este tipo de cosas son las que animan a seguir trabajando.
Publicar un comentario