lunes, 7 de febrero de 2011

Pues catacrocker. Digo... crónica del fin de semana

Para una tarde de domingo

El título no es porque haya ido mal el fin de semana, todo lo contrario, sino en alusión a una coña que más adelante será explicada. Pero todo a su momento.

El viernes llegamos a Madrid tras un físicamente incómodo viaje en autobús, y tras la difícil tarea de intentar salir del metro en Plaza España nos fuimos a cenar al Friday´s de forma opípara. Luego un autobús nos llevó a casa, donde estuvimos viendo vídeos de Youtube hasta la avanzada hora de dormir.

El sábado por la mañana descansando hasta la hora de comer, y de sobremesa juegos. Primero el preceptivo come-caca-gato y luego un Dixit, para seguir con una partida de rol inspirada en la serie "Habitación perdida". Luego de fiesta por Madrid, con los maravillosos "cubatas Ikea". Nos volvemos pronto, así que una vez en casa nos tiramos hasta las 5 de la mañana jugando a las películas. Tronchante.

El domingo nos vamos al centro comercial Isla Azul a comer al Wok, y con la comida aún en los tobillos nos vamos al cine a ver Primos y luego a casa, a padecer los cortos de "Dark Stories", una infumable serie neozelandesa que nos deja para el recuerdo los cortos "Hinekaro se va de picnic y derriba otro monolito" y "La vie en rose", con la mágica y maravillosa Audrey Fogin. Coñas que, por el bien de los lectores, me negaré a explicar.

Hoy lunes una de PS3 por la mañana hasta la hora de comer y al autobús, un maravilloso Supra cómodo, espacioso, sin parada en Lerma y con WIFI, que casi te da pena que llegue a su destino. La verdad es que ha sido un fin de semana balsámico, ya que yo necesitaba un cambio de aires, y debo dar la gracia a Ainize por acompañarme hasta Madrid, a Manu y Pilar por acogerme en su casa y a Javi, Iván, Rosendo, Lorenzo y Pedro por venir a verme.

Y como lo prometido es deuda, he aquí el vídeo que ha dado muchísimo juego este fin de semana:


Pues catacrocker.
Publicar un comentario