lunes, 2 de mayo de 2011

Psychoville

Adorables vecinos

Ayer mencionaba esta serie, realmente miniserie, de la británica BBC. Y hoy me extenderé un poco más, aunque es difícil definirla, la verdad.

Creo que empezaré diciendo que es el hijo bastardo de Alfred Hitchcock y los Monthy Python. Un extraño cocktail que mezcla lo grotesco y lo absurdo con escenas de auténtico terror, y un suspense que nos lleva magistralmente desde el desconcierto inicial a una brillante resolución de los enigmas planteados. Regalándonos por el camino carcajadas y escalofríos a partes iguales.

El planteamiento es el siguiente: un grupo de personajes, a cada cual más pintoresco (nada que deba sorprender, habida cuenta de la foto); un payaso manco, un artista enano, un excéntrico diletante ciego y una enfermera demente entre otros, reciben una extraña carta que les trae un pedazo de su pasado y amenaza con cambiar de nuevo sus vidas para siempre. Con el devenir de los capítulos, una serie de absurdos y tétricos sucesos tiñen de rojo la risa y al final de la temporada nos cierra casi todos los misterios planteados. Para abrir, eso sí, otros nuevos. Pues habrá 2ª temporada, que empieza ahora.

La serie es realmente cortita. 7 capítulos de media hora de duración, y una vez superado el trauma inicial consigue capturar al espectador, que no tendrá muy claro si está viendo Little Britain o Masters of Horror.

En todo caso, y dada su escasa duración, una serie recomendable. Aunque es aconsejable tener un cierto nivel de inglés, pues algunos juegos de palabras son aunque geniales, intraducibles.
Publicar un comentario