martes, 31 de mayo de 2011

Gente con el mono

Guiño, guiño...

Hoy me referiré a un usuario que vino ayer a mostrador. Y no, no me referiré a ninguna condición de politoxicómano bajo los efectos del síndrome de abstinencia. De hecho, parecía bastante sanote.

Más bien me referiré a que el citado usuario, según la información que obraba en el expediente, no percibía ingreso alguno por trabajo y estaba teóricamente en paro. Algo bastante frecuente, por desgracia, con los tiempos que corren.

Y todo habría sido normal si no fuera porque su atuendo no era otro que el mono de una empresa, con claros signos de haber sido recientemente utilizado. Mono que llevaba además, bien visible, el nombre de la empresa.

Bien podría ser que el mono fuera prestado, o que estuviera celebrando unos tardíos carnavales. Incluso podría ser que el hombre hubiera sido honesto y declarado que trabajaba, y que simplemente en el ordenador no constara por no habérsele hecho todavía la modificación. Pero por si acaso, y preventivamente, el dato quedó registrado, no sea que accidentalmente haya "olvidado" decirnos que está trabajando.

Menos digno de poseer el beneficio de la duda era otro usuario al que se había suspendido por trabajar en una empresa, llamémosla Hierros S.A. Él lo negaba con ferocidad, manifestando airado que jamás había trabajado en Hierros S.A.

Por 5 puntos, ¿de qué empresa era el mono que lucía aquél hombre?

Premio.
Publicar un comentario