viernes, 9 de marzo de 2012

Movil que chochea, a la churrera

El sustituto

Mi teléfono, un ajado y vetusto Nokia 5800 (en términos de telefonía, lamentablemente 2 años ya es viejo) llevaba tiempo con achaques, y últimamente la batería iba bastante mal. Hasta el punto de que ya ni siquiera me dura el día entero, lo cual es una putada. Mi primera idea, dado que el teléfono me gusta, fue comprar una batería. Pero el precio se acercaba a los 50 euros, por lo que he decidido que ya me sale mejor directamente comprarme un teléfono nuevo. Pero sin atarme a ninguna operadora a cambio de un teléfono "gratis". Me compro un libre y santas pascuas. A fin de cuentas, con el dinero que mensualmente he dejado de gastar desde que cambié de compañía, ya he amortizado el teléfono.

Después de consultar y valorar varias opciones, me he decantado por el Samsung Galaxy Ace, a ver qué tal. Lo único, que después de 5 años con Nokia supongo que me costará cambiar el chip. Pero bueno, supongo que todo es hacerse.

El pedido ya está hecho. Ahora lo que me tarde en llegar.
Publicar un comentario