jueves, 22 de marzo de 2012

Ya ñe panimayu!

¿A mí qué me cuentas?

En cirílico Я не понимаю, significa "no entiendo", una frase muy habitual en tiendas, museos y restauraqntes cuando intentamos preguntar las cosas en inglés. Pues la verdad es que en Moscú nos hemos encontrado con muy poca gente que tenga si acaso nociones básicas de dicho idioma. La mayoría de los que nos hemos encontrado solo saben ruso, y esto dificulta sobremanera las comunicaciones.

Tenemos la suerte de que la mayor parte del tiempo estamos acompañados de guía nativa, lo que facilita muchísimo las cosas. Pero no siempre puede estar, y a veces debemos apañarnos. Y claro, mi nivel de ruso no es precisamente alto. Pero a fe mía que las 4 cosas que malrrecuerdo de mi inacabado 1º curso de ruso las estoy explotando al máximo, y "eta" (esto) está siendo la palabra más usada por mí estos días. Vamos, que me pillan en la Audiencia Nacional y me enjuician por apología o algo.

Por contar algo más, ayer vimos el partido (derrota horrible contra equipazo superior) y después, tras las fotos con los jugadores (¡tengo una con Kirilenko!) nos fuimos a cenar a un Sport Bar, curioso concepto de bar, con una mesa en la que todos los asientos miran a la TV. Aunque le hicimos bastante poco caso, la verdad. También me llamó la atención que en Moscú hay arcos de seguridad hasta en los bares.

Bastante tarde ya, y en un taxi clandestino,volvimos al hotel. Hoy, por ser esquemático, desayuno con caviar (verídico), ruta en coche con chófer (verrídico) y cena en sitio caro. Restaurante en un piso 22 (verídico, aunque cogimos lo más "barato" del menú).

Por último,un recorrido por las ESPECTACULARES paradas de metro de la línea central del metro moscovita; auténticos museos subterráneos por los que, además, pasan vagones de metro.

Pero gente hablando inglés... poca.
Publicar un comentario