miércoles, 26 de diciembre de 2012

El Hobbit: Un viaje inesperado

Thorin VS Kratos

Una de las películas más esperadas del año, si no la que más, a la estela del éxito de la trilogía del Señor de los Anillos, llega la entrecomillada "precuela" (pues el libro se escribió antes) de las andanzas de tan poderoso artefacto.

La verdad es que es una película que a estas alturas ya solo podía hacer Peter Jackson, puesto que lo que muchos queríamos es "lo mismo que ESDLA pero más", y lo cierto es que visualmente cumple holgadamente. Como cumple con su difícil labor de conseguir que una película de casi 3 horas no llegue a hacerse aburrida.

Ahora bien. ¿Cómo sacamos 3 películas de un libro de apenas 200 páginas? Fácil: metiendo rellenos a saco. Por todas partes. Quien busque fidelidad al libro (que tengo olvidadísimo, por haber leído hace más de 15 años), que ni se acerque al cine, pues esta película inventa situaciones y personajes a más no poder. Inventa un villano y da mucho más protagonismo a los enanos. Un poco al contrario de lo que suele pasar cuando se adapta de libro a pantalla, que se dejan cosas por el camino, aquí se sacan más de media historia de la manga. También por momentos Disneyizan un poco la película, con los enanos cantarines, hasta el punto de que uno piensa que en cualquier momento va a aparecer Blancanieves por la puerta. 

No se hace aburrida, sin embargo peca de exceso de relleno, con escenas que tal vez quedan muy vistosas, pero que realmente poco aportan a la trama, y con el típico final de "ahora es cuando se acaba... no. Ahora se acaba... tampoco.", que ya viéramos en El Retorno del Rey.

Pero en general, la película es lo que esperaba de ella. Y cuando una película nos da lo que le pedimos, eso siempre es positivo.
Publicar un comentario