martes, 23 de julio de 2013

De matxakaos a hamburguesas

Y de beber, licor de albóndigas.

Hoy he tenido comida familiar en un bar del Casco Viejo, y al salir del restaurante hemos pasado por delante del Soiz 3, bar donde tantas veces me habré emborrachado, para ver que se ha convertido... en una hamburguesería (más o menos)

¿Habrán dejado los insalubres matxakaos paso a hamburguesas? ¿Han cambiado los psicodélicos combinados por lustrosos bocadillos? Y hago notar que no es que el local en el que estaba el Soiz 3 esté ahora ocupado por un restaurante, no, es que en el propio Soiz 3 venden comida. Tal vez no sea algo nuevo, pero aunque parezca una chorrada como un piano, me ha impactado.

Sin embargo, los recuerdos etílicos de este bar se remontan a antes incluso de que fuera el Soiz 3 (no confundir con el genuino Soiz, que hasta donde yo sé, sigue existiendo) y se llamaba, creo que "Los hermanos", con cuyas botellas de claro con gas (150 pesetas me suena que costaban) recuerdo haber cogido mis primeras borracheras allá por los 17 años. Casi nada...
Publicar un comentario