miércoles, 31 de julio de 2013

Star Trek: en la oscuridad

Cartel 

La anterior entrega de Star Trek me dejó bastante buen sabor de boca, aunque lo cierto es que de esa película solo recuerdo eso, que me gustó.La recordaba como muy divertida, y que me dejó con ganas de más, así que no había motivos para no ver la segunda.

Y lo cierto es que también me ha gustado, es una película trepidante, llena de superfantasmadas (la palabra "fantasmada" se queda corta cuando hay que definir un salto entre naves espaciales como quien salta entre azoteas) y muy divertida. 100% aventura, que es lo que quería ver.

Nuevamente, desconozco su grado de fidelidad a las películas clásicas por lo que no puedo decir si la adaptación es buena o es mala, y no me queda más remedio que valorarla como si no hubiera existido nada antes, por lo que ignoro si el malvado Khan se parece al original, o si los verdaderos Klingon se comportaban de esa manera.

Pero vamos, que la película, con un argumento simple (no deja de ser el del terrorista que se escapa y se oculta en país enemigo, con posteriores complicaciones de la trama y dobles juegos) y mucha acción, y también humor, es un producto de entretenimiento puro. Aunque sí pecaba a veces en las escenas de combate uno no se aclaraba muy bien de quién estaba pegando a quién.

Pero en resumen, mola bastante.
Publicar un comentario