miércoles, 17 de julio de 2013

La purga: la noche de las bestias

Cartel. 

Año 2021: la crisis y el paro casi han desaparecido en Estados Unidos, que vive una nueva y boyante época de paz, en la que el crimen es casi cosa del pasado. Y esto es posible gracias a la Purga: una noche al año en la que el crimen es legal y todos pueden dar rienda suelta a sus instintos criminales. Se dejan sin efecto todas las leyes y se suspenden todos los servicios de emergencia.

Y de lo que podía haber sido una historia interesante, sale una película completamente fallida. A la dificultad de encontrar sentido a la premisa, y a buscar una inexplicable relación causal entre que se dé carta blanca durante una noche y el resto del año sea aquello Felizonia, y a lo poco factible que resulta que sea en un momento tan extremadamente cercano en el tiempo, hay que unir una mediocre película de acción, con una trama plana y previsible, unas situaciones que rayan lo ridículo (el momento "nada de peleaas en mi mesa" de Cersei, en fin...) y unos personajes completamente planos e irreales. ¿Querían mostrar la impasividad de una persona en esa época ante la violencia? Hay formas mejores de hacerlo. 

La película deja un montón de preguntas, que solo ahondan en el sinsentido que nos ofrece, y es supremo el esfuerzo que hay que hacer para tomarse como creíbles las actitudes de los malos. ¿De verdad quieren hacer creer que esa gente es normal el resto del año y se está formalita? ¿O es que nos quiere decir que la población americana se compone de psicópatas? ¿Y por qué además de psicópatas son tan sumamente gilipollas? Que sí, que lo de los malos con careta es efectista y visualmente da mucho mal rollo, pero por favor, cuando tiene sentido, no porque sí, como en esta película. Y digo yo, ¿no estaría esa noche llena de milicias privadas para defender, a cambio de mucho dinero, a los ciudadanos? A ver, que lo de ricos cazando pobres, me lo creo. Lo de ricos cazando otros ricos... va a ser que no.

Tampoco tiene mucho sentido la locución final, en la que explica que gracias a la Purga, al día siguiente todo es alegría y bonanza económica. ¿En serio la cosa va de que la economía mejora porque durante una noche se paralice el país y se cepillen indiscriminadamente a parte de la población? Supongo que esto solo podría entenderse en un contexto en el que las autoridades mintieran directamente a la población. Aunque tampoco hay muchas pistas en la película que empujen a pensar en ese sentido. Y sobre todo, la pregunta de qué pasa al día siguiente. "Eh tío, ayer cómo te pasaste asesinando a mi mujer. ¿Qué, nos tomamos un café como si nada?".

Era una idea difícil de ejecutar, y lo que tienen las cosas difíciles es que se puede fallar. Y esta película lo hace estrepitósamente. Solo se salva un poco, y por motivos meramente estéticos, la presencia de Adelaide Kane.

 Lo mejor de la película.
Publicar un comentario