lunes, 1 de julio de 2013

Harold 2.0

A risa limpia.

El curso de improvisación para la comedia ya lo realicé hace dos años, y fue mi banderín de enganche con el tratro. Fue una experiencia muy positiva, y una semana durante la que me lo pasé muy bien, y que me hacía falta, dado que en aquella época mi estado emocional no era especialmente óptimo (afortunadamente ahora no puedo decir lo mismo). Y como me gustó mucho, y después de representar el domingo pasado la obra, tenía mono, me dio por repetir, así que esta semana, de 20:00 a 22.15, estaré con el curso de improvisación, pasándomelo como un enano.

Lo dije en su día y lo repito ahora, este curso es altamente recomendable para cualquiera que quiera pasarlo bien y no tenga miedo de deshacerse al menos temporalmente de sus inhibiciones.
Publicar un comentario