miércoles, 25 de febrero de 2015

El Ministerio del Tiempo

El terceto protagonista.

Hacía años que no ponía la tele expresamente para ver algo y ayer lo hice con la nueva serie que estrenaba la 1, "El Ministerio del tiempo". Y el resultado ha sido francamente agradable.

En esta serie, que es un producto de entretenimiento, y como tal debe entenderse, el Ministerio del Tiempo es una rama del Gobierno que ha descubierto la forma de viajar a diferentes épocas y forma una especie de policía del tiempo para evitar que nadie cambie la Historia. En este contexto, contrata a tres personas para que formen parte de ese peculiar equipo; Alonso de Entrerríos (Nacho Fresneda), un aguerrido capitán de los tercios de Flandes; Amelia Folch (Aura Garrido), la primera universitaria española y Julián (Rodolfo Sancho), un ambulanciero de 2015.

Con claras reminiscencias a Dr. Who y algo de Men in Black, el Ministerio del Tiempo es ante todo divertida y amena, con toques de humor muy buenos y algunos tirando a la crítica ácida. Algunos personajes son grandiosos, como el ministro interpretado por Jaime Blanch (tiene algunas frases monumentales), y sobre todo Alonso de Entrerríos, el "Alatriste" que puede dar muchos momentos de gloria a la serie.

Ahora bien, que nadie le pida rigor a esto (va de viajes en el tiempo, no pidamos peras al olmo). La serie se salta sus propias reglas en el minuto uno y es consciente de ello. Todo al servicio de la diversión, pues tiene más de "Regreso al Futuro" que de documental de Carl Sagan. Tiene incluso algunos toques mortadelescos y coñas derivadas de que, a fin de cuentas, esto es un ministerio español.

El primer episodio me ha dejado muy buen sabor de boca, y si mantiene el nivel me doy con un canto en los dientes. Aventuras y humor, con mucho de partida de rol. Y todo eso en una serie española. 
Publicar un comentario