sábado, 11 de julio de 2015

Actividades TdN (como jugador)

4 vidas en 4 instantes.

Hoy el F5 cobraba su protagonismo, ya que era el día de apuntarse a las actividades con preinscripción de las TdN, concretamente su actividad estrella: los roles en vivo.

El rol en vivo, para quien no esté familiarizado con el término, es en esencia un teatro improvisado en el que no intepretas a tu personaje recitando las frases de un guión preestablecido, sino que te metes en su piel, reaccionando como lo haría él. Esto te permite meterte en muchas vidas distintas, y es una de mis grandes aficiones, y es lógico que sea a lo que más tiempo de ocio dedico cuando estoy en las jornadas.

Pues bien, hoy era el día de inscribirse, y estas son las partidas a las que me he apuntado. No son todas las que me hubiera gustado que fueran, pero no hay sitio para todo el mundo:

Sin ti: Leída la sinopsis, no tengo muy claro de que va, pero la verdad es que me da igual. Es obra de mi amigo Rosendo Chas, una persona de quien me fío en esto del rol en vivo, y sé que no me va a defraudar. De hecho, era la partida que más enérgicamente tenía en el punto de mira.

Forever Young: Esto parece una gamberrada de Mario, el encargado de la actividad: una parodia de los reality shows con el que parece que me podré reír bastante.

La oportunidad perdida: Del mismo autor que el anterior, pero con un tono más serio, se ambienta en un evento gastronómico, y poco más sé. Pero de alguna forma, fue de las partidas que más llamaron mi atención.

El tribunal: Una noruegada (para entendernos, las noruegadas son un subgénero del rol en vivo, más inmersivo) sobre un consejo de guerra. Dos soldados de tu unidad - el soldado Urraca y el cabo Tejón - han sido acusados del crimen de robo de pan. Esto es algo muy grave. Estáis todos hambrientos debido a la escasez de alimentos, por lo que si son encontrados culpables, serán ejecutados. El problema es que son inocentes: estaban con todos vosotros en el momento que el crimen tuvo lugar. Probablemente fuera el comandante Cerdo, quien tiene tendencia a robar y vender material del cuartel. Aunque nadie quiere escuchar algo así: la mayoría de los oficiales son corruptos o tienen miedo. Los cabezas de turco serán encontrados culpables y ejecutados, a menos que suficiente gente testifique a su favor. Pero hacerlo es extremadamente peligroso, y puede acabar con esa persona como la siguiente en la fila para ser ejecutada. ¿Qué harás? ¿Escogerás defender al inocente?

A esas habrá que sumar las partidas a las que consiga apuntarme en las propias jornadas, tras sus correspondientes y terribles colas.
Publicar un comentario