lunes, 6 de julio de 2015

Viejuneces futboleras

Vaya si le metí horas a esto. 

El fútbol no me gusta, pero no siempre fue así, y es que durante una época me dio bastante por ahí, y el culpable es el que se ve en la foto: uno de los videojuegos a los que, en sus diversas versiones, más horas habré metido en mi vida.

Concretamente la versión 2000-2001, la última que salió (años después salió otra, pero esa no cuenta), y que tuve original, pues recientemente lo vi a buen precio por Ebay, y la nostalgia me hizo pujar por él, y ya el jueves me llegó. Y a pesar del aparente fallecimiento de mi ordenador, el sábado, tras varios intentos, conseguí que arrancara, así que este fin de semana he podido aprovechar para jugar, erm, "un par de jornadas", rememorando los tiempos del promanager, ese coger un equipo de las divisiones inferiores e irlo subiendo, al tiempo que vas haciendo fichajes, ganando trofeos y recibiendo ofertas para entrenar equipos mejores.

Y todo eso con el sabor añejo de unos futbolistas que, en su mayoría, estarán ya retirados de la práctica del deporte. De cuando me conocía los jugadores y de cuando me interesaban los resultados de este deporte.
Publicar un comentario