martes, 28 de julio de 2015

Matemáticas reales

Bien pegada y enquistada.

Quien me conozca sabe de sobra lo que opino de esa institución parasitaria y anacrónica que es la monarquía, por lo que hoy no me voy a detener a explicar por qué es indefendible en un país que pretenda ser moderno. Hoy me voy a centrar en esa falacia de "si está ahí es porque la mayoría de la gente quiere que esté, si hubiera un amplio consenso, se quitaría".

Bien, voy a explicar por qué un amplio consenso no serviría para erradicar la monarquía e implantar un sistema más racional. Y ni siquiera me voy a meter en el "monarquía o tanques" del 78, voy a ir simplemente a la parte numérica del asunto.

Como la mayoría de la gente sabrá, la monarquía viene recogida en el título II de la constitución española, por lo que para quitarla habría que meterse a un proceso de reforma. Lo que también mucha gente sabrá, pero menos (es de público conocimiento, pero algo más específico) es que hay dos tipos de reforma, la normal (la que permite que los dos partidos mayoritarios del arco parlamentario cambien artículos sin consultarlo con nadie) y la llamada "agravada" o "esencial", que es la que procede cuando se quieren modificar determinados artículos, por considerarse de especial importancia, como puedan ser los derechos fundamentales. Y la Corona.

¿Y cómo funciona esta reforma agravada? Copio:

Artículo 168
    1. Cuando se propusiere la revisión total de la Constitución o una parcial que afecte al Titulo preliminar, al Capítulo segundo, Sección primera del Título I, o al Título II, se procederá a la aprobación del principio por mayoría de dos tercios de cada Cámara, y a la disolución inmediata de las Cortes.
    2. Las Cámaras elegidas deberán ratificar la decisión y proceder al estudio del nuevo texto constitucional, que deberá ser aprobado por mayoría de dos tercios de ambas Cámaras.
    3. Aprobada la reforma por las Cortes Generales, será sometida a referéndum para su ratificación.
Ahora sí, vamos a la parte de los numeritos.

Nos habla de dos tercios de cada cámara (Congreso y Senado). Y si tenemos en cuenta que en el Congreso hay 350 diputados y en el Senado (actualmente) 248, necesitaríamos para alcanzar esa mayoría requerida de 2/3 de cada cámara el voto favorable de 234 diputados y 166 senadores.

Esto es, 233 diputados y 165 senadores no serían suficientes. O dicho de otra forma, si 233 diputados y  quisieran quitar la monarquía de España, sería suficiente con que 116 diputados dijeran que no, para que la monarquía se quedara. Es más, serviría para que ni siquiera se llegara a preguntar a la población. 

Así que, permitan ustedes que me ría cuando alguien dice que bastaría con un amplio consenso para quitarla, porque no es verdad, no bastaría. A menos, claro, que alguien tenga la jeta de decir que el 66,57% no es un amplio consenso social.
Publicar un comentario