jueves, 16 de julio de 2015

Sons of anarchy (el juego)

Con Charming por tablero.

Basado en la serie de televisión, de hecho con la licencia oficial, Sons of Anarchy, recrea las luchas e poder entre las diversas bandas criminales que componen el imaginario ficticio en el que se desarrolla; los propios Sons of Anarchy, los Mayas, los One Niners y el Sindicato Lin, cada una con sus ventajas y desventajas, luchando por tener el máximo dinero al terminar la partida.

Para ello tenemos los peones de miembro de la banda y los de aspirante, que irán por el tablero llevando a cabo sus acciones y pegándose (parte importante del juego). De hecho, como es de esperar, armas, drogas y violencia son la forma de hacerse con la victoria, pero ojo, que la policía está al tanto y si llamamos demasiado la atención de las autoridades podemos dar con nuestros huesos en la cárcel.

El juego se compone de un tablero de generación aleatoria, que representa 11 localidades de Charming, generalmente emblemáticas de la serie, cada una con las acciones que se pueden hacer (bajarse el contador de seguimiento policial, comprar armas, vender mercancía, obtener dinero...) y por cuyo control tendremos que pugnar contra los demás jugadores. Además, hay unas cartas de evento, que se van sacando cada ronda, y que determinan el devenir de cada turno. Estas cartas son de distintos tipos (eventos directos, tipo "todos ganan una pistola", condicionantes de turno, tipo "cada vez que alguien venda mercancía gana uno más de dinero", las llamadas oportunidades, que funcionan como localizaciones temporales o las cartas de última llamada, que tienen efecto al final del turno, tipo "el jugador con más gente en la comisaría manda un personaje de otro jugador a la cárcel"), siendo en total 6 turnos: la primera ronda se saca una carta, la segunda 2 y la tercera en adelante 3 por turno, así hasta sacar las 15 cartas que componen esa partida.

El que las localizaciones y las cartas de evento sean distintas cada partida le da su toque, ya que hace que sea muy difícil tener dos partidas exactamente iguales.

En cuanto a la mecánica de juego, es sencilla, cada jugador tiene sus fichas de acción (depende de más factores, pero generalmente a más miembros en la banda más acciones) y van jugando por orden, cada jugador una, hasta que todos terminan. Estas órdenes pueden ser mover gente de una localización a otra, reclutar aspirantes o promocionarlos a miembro, explotar localizaciones o empezar pelea, la clave del juego. Con la pelea, las bandas reúnen a sus miembros, sacan sus armas y... para el que gana es muy bueno, pero para el que pierde, no tanto.

Después de las acciones toca vender la mercancía conseguida durante el turno, donde hay que tener cuidado, ya que si hay demasiada en el mercado esta se devalúa, y hay que tener algo de intuición y calcular, pero también tener cuidado de no tener a la policía encima, ya que un número demasiado grande de contadores de policía (que se ganan, fundamentalmente, pegando tiros y vendiendo mercancía) puede impedirnos vender.

El número de la izquierda es el número de fichas vendidas entre todos (que se hace de forma simultánea) y el de la derecha el precio unitario.

Y sin meterme en explicaciones más profundas, de eso va el juego, juego que consigue transmitir muy bien la atmósfera de la serie, cosa a la que ayuda también que los eventos y localizaciones usen imágenes de esta.
Publicar un comentario