jueves, 14 de enero de 2016

Con cajas destempladas

Caja destemplada del todo.

Hay una expresión del castellano, "echar con cajas destempladas", que se refiere a echar a alguien de algún sitio y hacerlo de mala manera. Una forma más castiza y elegante de decir "mandar a tomar por el culo".

La expresión la conocía desde hacía tiempo, pero el otro día salió en una conversación y me entró la curiosidad acerca de su origen, por lo que pude investigar. Afortunadamente, no me fue muy difícil encontrar la explicación, que es esta:

Cuando en el pasado un militar incurría en un delito de infamia por el que era separado del Cuerpo, se procedía a destemplar ("destruir la concordancia o armonía con que están templados los instrumentos musicales") el parche de las cajas (tambores) y se redoblaban. de manera que se hacía pública la degradación pública del acusado. Este tamborileo (de cajas desafinadas) también se aplicaba cuando el reo era conducido al cadalso, donde se le aplicaría la pena de muerte.

Así, es fácil entender que fuera desagradable que te echaran con tambores destemplados, y aunque ha evolucionado a una forma más agresiva (por suerte solo en lo verbal), se mantiene el sentido de ser echado de una forma de la que a nadie le gusta ser echado.
Publicar un comentario