viernes, 29 de enero de 2016

Master of None

Hola, soy el Ted Mosby indio.

No me llamaba absolutamente nada, pero las buenas críticas y que Netflix me la dejara cómodamente a mano me hizo darle una oportunidad y probé a ver el primer capítulo. No me horrorizó, pero soy consciente de haber estado en atascos de carretera en los que me he divertido más. Sin embargo, decidí darle una oportunidad y seguir viendo.

No creo haberme reído ni un poco con ninguno de los capítulos, y eso que se supone que se supone que es comedia, pero terminada de ver la primera temporada, y aunque no sabría dar motivos objetivos para ello, confieso que me ha gustado bastante.

Esta serie, que huye de la risa fácil, nos cuenta la vida de Dev, alter ego de su protagonista, el humorista Aziz Anzari, un actor que trata de buscar su sitio en la vida, y cada uno de los capítulos está centrado en un tema; los hijos, las personas mayores, el trabajo, las relaciones de pareja... y trata con bastante tacto los temas, de manera que resulta una serie bastante amable e inteligente (a veces incluso entrañable) en la que es difícil que no nos acabe cayendo bien el protagonista.

La serie tiene algo. No sé qué es, pero lo tiene.
Publicar un comentario