viernes, 1 de enero de 2016

Supernochevieja

S.H.I.E.L.D. cooperando con el proyecto Vengadores.

Nunca he sido muy fan de la nochevieja, pero lo cierto es que desde que tenemos un local en el que celebrarla la cosa cambia bastante, ya que hacemos nuestra propia fiesta privada, con la gente que queremos, la música que queremos, el precio más bajo y la garantía de no ver un cigarro encendido. Y lo que le da más gracia, la temática y los disfraces.

Este año la temática elegida era "Superhéroes", y aunque había mucha gente que no se disfrazó, también hubo mucha que sí. Así, teníamos un Thor, una Elektra, un Comediante, un Batman, una Harley Quinn, dos Viudas Negras, un Spiderman... y en mi caso, que no me volví loco para el tema del disfraz, un agente de S.H.I.E.L.D. (me hice la acreditación, eso sí).

La fiesta que empezó sobre la 1:30, cuando empezó a llegar gente, se prolongó hasta las 7 que ya cerramos el chiringuito. Hubo quien siguió con la fiesta en los bares, pero yo no fui uno de ellos, que ya me parecía una hora razonable para escapar. Agente que huye vale para otra misión.

Por lo demás, la fiesta estuvo muy bien y lo cierto es que entre los cubatas, la charleta y el bailoteo se me pasó la cosa volando. Por suerte la resaca que amenazaba darme el día por la mañana también se ha ido volando.

La putada, y en esto sí es peor lo de la fiesta privada, es que luego toca a ir a limpiar el campo de batalla.
Publicar un comentario