viernes, 26 de agosto de 2016

Aste nagusia 2016: día 6

¿Qué es esa cosa dorada del cielo? ¿Y por qué es azul y no negro?

Aunque no lo parezca, de día también son fiestas de Bilbao, y ayer salí verdaderamente pronto de casa, pues a las 15:00 tenía comida en la txozna con la gente de la cuadrilla: steak tartare y solomillo del bueno.

Tras la (calurosa) sobremesa, y ya que estábamos en el recinto festivo, nos fuimos a hacer la ronda de txoznas, con la intención (ellos, yo me abstuve) de pedir una consumición en cada una de ellas, peligrosa tradición que mantienen cada año, y todo un acontecimiento esto de ver las txoznas de día y desde fuera. Todo ello bajo un calor abrasador, tanto que no desentonaba un incendio que se provocó a escasos metros de ahí, y del que podíamos percibir el olor a quemado. Quedó en nada, pero en el momento impresionaba bastante, la verdad.

Bilbao is on fire!

Del plan vespertino me retiré razonablemente pronto, lo que me dio fuerzas para salir a la noche y participar en la divertida actividad del día, la que es una bonita tradición de fiestas de Bilbao y hermanamiento entre comparsas, que es colarse en las demás txoznas para robarles la bandera. Todo ello, claro, dentro del contexto del respeto, el colegueo y el cachondeo sano. Y la verdad es que es muy divertido. Si hay otra, ahí que iremos.
Publicar un comentario