sábado, 25 de octubre de 2008

$$$

Locomía: todo por la pasta.

A menos de una semana para partir hacia tierra estadounidenses, hoy (bueno, técnicamente ya es ayer) me he pasado por el banco a coger algo de dólares y así tener algo de dinero en efectivo, que puede ser útil. Lo malo es que el jodido dólar está subiendo, y ya estaba el cambio en 1,29 dólares el euro, cuando ha llegado a estar bastante más favorable, y se ha disparado bastante en estas últimas semanas. Pero la crisis es lo que tiene, que la economía está loca, y los vaivenes y tumbos inevitables.

Un día la euforia, otro el bajón supremo: así es la economía. Pero yo ya tengo mis genuinos dólares americanos, que sin los colorines de los euros quedan así como sosos, pero bien cierto es que a los americanos (y a mí la primera vez que los vi) los billetes de euros les parecerán billetes de Monopoly.

Lo bueno es que te los dan al momento (salvo por los 15 minutos que hay que esperar al sistema de apertura retardada, que así no hay quien atraque un banco). Ahora los dólares reposan en un sobre junto al pasaporte, y espero no ser tan cazurro como para dejármelos en casa, que yo capaz. Y eso, que dentro de 7 días estaré en N. York, disfrutando de Halloween (bueno, realmente todavía no, que serán las 4 de la tarde, pero ya se me entiende).

Publicar un comentario