martes, 22 de septiembre de 2009

Decisiones

Hola Jokin, vamos a jugar a un juego...

A 2 días de entregar el listado de puestos (realmente uno, que lo llevaré mañana) sigo con las mismas dudas, y sin saber qué demonios hacer. La parte fácil, la de descartar los puestos que no quiero (call center, lo que pille lejos de casa, sitios con mal ambiente...) ya la he hecho, y más o menos tengo ya, de los puestos que me podrían tocar, un orden fijado, pero viene el gran dilema.

Sé que si quiero quedarme donde estoy tengo todas las papeletas, y estoy bien a gusto, pero tengo miedo de el día de mañana arrepentirme por no haber cambiado. Pero claro, también está el riesgo de irme a un sitio y estar peor.

Ambas frases, el "más vale bueno conocido" y el "arrepiéntete solo de lo que no has hecho" chocan aquí, y encuentro mil y un motivos para cualquiera de las decisiones. Hay momentos que me pica el gusanillo de cambiar, y otras que pienso, "a la mierda, me quedo donde estoy, que mejor que aquí no voy a estar en ningún sitio". Por una parte, el pensar que he luchado por ESTE trabajo, y por otra, que también he luchado por el derecho a cambiar de trabajo, y que es un oportunidad que estaría desaprovechando. Claro que, él derecho a optar implica derecho a optar por quedarme. Así que estamos en las mismas.

Tampoco puedo perder de vista que elegir cambiar y cambiar no es lo mismo. Es casi seguro, al 99% que si elijo quedarme me quede, pero también es bastante probable que aunque decida irme me termine quedando, ya que obviamente solo pondré por delante de las que tngo aquellas plazas que me parezcan mejores. ¿Pero cuáles?

Publicar un comentario