domingo, 20 de septiembre de 2009

Oro europeo

Los jugadores celebrando mi victoria en El Grande

Típico. Llega el domingo a última hora, y no he puesto nada en el blog. No se me ocurre nada ingenioso, así que procedo a contar mi fin de semana. No es un alarde de originalidad, pero no es el típico "jo, me he pasado el fin de semana aburrido en casa y estudiando" de hace un año.

Cierto es que ha tocado bastante de estar aburrido en casa, sobre todo ayer, que me tiré todo el día por casa, devorando capítulos de "Cómo conocí a Vuestra madre", y jugando al GTA, hasta que a la noche fuimos a emborracharnos a casa de Enrique, y como quiera que era el día internacional de hablar como un pirata, pues ale, a darle al ron. Pero sin más, ya que fue estar un rato, luego a tomar la última y a casa.

Hoy domingo, pues bueno, por la mañana vegetar, y a la tarde ha venido la gente a casa, a echar una partida de un juego de tablero, llamado "El Grande" (buen juego, por cierto, que ya comentaré en otra ocasión) y que bueno, he ganado yo (como no podía ser de otra manera :P) Y luego ya a las 21:15, la final del Eurobasket, donde los jugadores de la selección han querido unirse a la racha victoriosa para apalizar de forma inmisericorde a Serbia. Tan fácil que resultaba aburrido. Pero oye, primera medalla de oro europea en baloncesto, que se dice fácil.

Y eso es todo cuanto dio de sí el fin de semana. Bueno, el viernes fui al cine y tal, pero viendo la entrada de ayer debería ser obvio qué película vi.
Publicar un comentario