domingo, 13 de septiembre de 2009

Reinauguración

Una de las botellas que teníamos

Ya que volvíamos a tener casa, hicimos ayer una fiesta para celebrarlo, en la que se nos llenó la casa de botellas y de gente dispuesta a beberlas, como a jugar a la Xbox, al Rock Band, versión Beatles; el Lips, con su lamentable selección musical, o incluso al GTA, y creo que aquí he creado un monstruo (tendrás tu botón amarillo, lo prometo)

No quiero saber cuánta gente llegó a haber en casa, pero lo cierto es que fueron unos cuántos, acumulados, sobre todo, en la cocina, zona que no pisé mucho, porque la verdad, no tengo costumbre de beber cuando estoy en casa, y estuve más en el salón.

Poco más hablaré, porque lo que en Chezgarcía pasa en Chezgarcía queda, y bueno, vale, porque me da pereza escribir hoy.

Para completar el fin de semana, hoy picnic parquense con sandwiches en Barakaldo, partidita de Time´s Up, y la partida dominical de rol, que por causas ajenas ha tenido que empezar un poco más tarde de lo habitual.

Y eso ha sido más o menos todo (de lo que se pueda contar, claro)
Publicar un comentario