sábado, 20 de febrero de 2010

Copa de ida y vuelta

 
Tal que así se veía desde mi localidad.
Este fin de semana se celebra en Barakaldo, con el Bilbao Basket como anfitrión, la Copa del Rey, evento al que en principio no pensaba asistir, pues entre otros motivos, hoy marcho a Pamplona, por lo que no cogí el abono. Pero como ayer sí iba a estar por Bilbao, pues me entró el gusanillo, y cogí la entrada de día, que por 30€ me permitía ver el Baskonia-Bilbao Basket y el Real Madrid-Joventut.

Mi superior estrategia hizo que llegara a las oficinas del club y después de hacer cola me dijeran que solo quedaba una única entrada, así que pude hacerme con una y así acudir al recinto a ver los encuentros.

De lo que son los partidos poco que decir. El Baskonia-Bilbao Basket una paliza sin paliativos, donde San Emeterio hizo lo que le vino en gana, y donde el equipo local demostró por qué está donde está en la clasificación. Del otro partido, pues poca historia, más que admirar el juego de Llull y Jaric (aunque en su caso hay otras cosas que admirar además de su juego)

La verdad que ni punto de comparación con la Copa de Vitoria de hace dos años, donde me lo pasé en grande (ayer me llegué a aburrir) y lo más positivo, pues el poteo previo con los compañeros de la Piña, que les tenía muy abandonados.
Publicar un comentario