domingo, 19 de septiembre de 2010

De Wok a Wok y tiro porque me toca.

Mmm... rico...

Este fin de semana ha tocado ir dos veces a Wok. La primera, en Pamplona, en el cumpleaños de cierta persona, en el que tras la cena nos fuimos por ahí de bares, yendo primero a una peligrosa chupitería y luego a un bar de estilo ochentero bastanta majo, para acabar yendo a casa de unos amigos a jugar al Dixit y al Dominion (con sendas victorias jokinescas)

Y hoy, en Bilbao, nuevamente wok, pues era la despedida del señor Darius, que se va este año a estudiar a Japón, por lo que una cena de comida oriental parecía lo más señalado.

Así que lo que es hambre, no se puede decir que haya pasado.
Publicar un comentario