martes, 28 de septiembre de 2010

Miribilla y despedida de Salgado

El nuevo pabellón

Ayer era día de hola y adiós. Hola al nuevo pabellón, el Bilbao Arena de Miribilla, una gozada de pabellón, que pese a no tener el encanto y la ubicación de la Casilla, es mejor en todos los aspectos al horroroso BEC, pero también era día de despedidas. Despedida a Javi Salgado, que se va a probar suerte al Lagun Aro Gipuzkoa, y mi despedida de la Piña, la cual abandonaba ayer. Aunque eso era ya desde hacía tiempo crónica de una marcha anunciada.

Por tanto, dejemos el protagonismo a Salgado, que jugaba ayer por primera vez en Bilbao como visitante, con su nuevo equipo, en un partido que empezaron ganando los visitantes, con bastante facilidad, pero que se diluyeron como azucarillos y acabaron perdiendo estrepitosamente ante la superioridad del equipo, este año sí, bilbaíno.

Pero eso no era lo importante, sino el homenaje a Salgado, gran capitán de la nave durante 9 años, cuya camiseta fue retirada y colgada en el nuevo pabellón, y que se llevó, junto con Vidorreta, entre otros, una sonora y merecida ovación, con un aplauso a juego.

Así pues, ayer puede decirse que tanto a nivel personal mío, como para el Bilbao Basket y el propio club, se cerraba una etapa y empezaba una nueva.

Se hace raro verle con otra camiseta.
Publicar un comentario