miércoles, 1 de septiembre de 2010

El bananero [+18]

Adalid del humor fino

Diría que el Bananero es un humorista fino, sutil, elegante y nada procaz. Pero mentiría como un bellaco. El bananero es uno de tantos frikis que pululan por Internet, con un humor soez, chabacano, verbalmente explícito y totalmente ordinario, pero con la cualidad de volverse gracioso cuando has visto cada vídeo múltiples veces rodeado de tus amigotes, y tiene además ese acento argentino y ese vocabulario que a nosotros nos resulta tan chocante, que si te va ese tipo de humor (el caca-culo-pedo-pis de toda la vida), te puedes reir a carcajadas.

Y no seré yo quien niegue que le encuentro su gracia. Me gustaba South park y me gusta la Casa de los Dibujos, porque en cierta medida, para reirse con el humor estúpido no hay necesidad de serlo.

¿Y qué contiene sus vídeos?

Me consta que tiene sketches individuales, pero sus grandes éxitos son trozos de series/películas con un doblaje de cachondeo por encima y unos efectos visuales deliberadamente cutres. Los más acertados son I-Van el trolazo, una parodia homosexual de He-man (claro que la propia serie de He-man resultaba bastante homoparódica en sí misma), el Hombre que Araña, versión "libre" de Spiderman y "El impotente Hulk", todas ellas cargadas de grosería y caspa, pero la tercera con frases maravillosas.

Probablemente la más visible, la menos zafia, sea la primera, la de I-Van el trolazo (así que imaginad cómo son los otros), y procedo a enlazar aquí las mejores atrocidades del Bananero:

¿En qué pensaban los autores de la serie original?

¿Sabés cómo me saco...?


La poronga de Mengueche

Y huelga decir que el Bananero era un tema recurrente en las borracheras de Fiestas de Bilbao.
Publicar un comentario